Paris Saint-Germain Football Club

La expectación por el inicio del primer campeonato mundial de fútbol organizado por México era muy grande, sin embargo a cuatro días de la apertura, se presentó la noticia de la lesión del entonces jugador figura del medio local, Alberto Onofre, lo que produjo un ambiente dentro y fuera del plantel, camicracks de desconfianza. Ante el fracaso en la Copa Oro, la Federación dio un vuelco a la tradicional elección de entrenadores forjados en el medio nacional y contrató al técnico argentino César Luis Menotti, campeón mundial en Argentina 1978. Quien más allá de un estilo futbolístico innovador para el cuadro mexicano, impuso una nueva mentalidad positiva y ganadora en el jugador mexicano, esto a través de las giras realizadas a Europa durante 1992. El proyecto de Menotti se cortó de tajo tras su renuncia en noviembre de dicho año, luego de que una serie de conflictos administrativos le costaran el puesto a los dirigentes que lo habían contratado, y por lealtad decidió apartarse de su cargo.

La conocida supremacía del área, volvió a quedar en duda durante la IV Copa Concacaf celebrada en Costa Rica en 1969. Esto debido a que un cuadro alternativo acudió a dicha justa (incluso dirigido por un entrenador alternativo: Diego Mercado), para dar prioridad a que la base titular del plantel se concentrara en las giras internacionales, que evidentemente significaban mayor y mejor nivel de preparación. La victoria más importante ocurrió durante la gira sudamericana de 1968, cuando el 31 de octubre derrotó dos goles a uno a Brasil en el Maracaná con goles de Isidoro Díaz al minuto 44 y el definitivo por cuenta de Javier Fragoso al 65; el equipo mexicano había comenzado perdiendo al minuto 18. El triunfo destacó históricamente, primero por ser apenas la tercera derrota que sufría el Scratch du Oro en ese estadio, y después, porque se había vencido a la selección titular de Brasil, alineando a Pelé y varios de los jugadores que dos años más tarde conquistarían la Copa del Mundo.

El nuevo torneo se denominó Copa de Oro de la Concacaf. En 1967, teniendo como sede a Honduras, el III Torneo de Selecciones de Concacaf tuvo como participantes a las escuadras de Honduras, México, Guatemala, Trinidad y Tobago, Haití y Nicaragua. Primero, se empató sin goles con Guatemala, otro empate por 1-1 con Honduras, una goleada de 8-0 sobre Curazao y una escandalosa derrota de 4-0 en el penúltimo encuentro frente a Trinidad y Tobago decretaron la eliminación que no fue salvada ni con la victoria por 1-0 sobre el equipo local de Haití en el último encuentro.

Ante tal situación, México quedó ubicado en la tercera posición producto de solo una victoria, dos empates y dos derrotas, en un torneo que incluyó al campeón Costa Rica, Guatemala, Honduras, Curazao y Trinidad y Tobago. La selección comenzó su camino rumbo a la Copa del Mundo en 1992 dentro de la segunda fase eliminatoria, entablando el grupo que integró al lado de Honduras, Costa Rica y San Vicente; consiguió en la primera fecha un 4:0 sobre San Vicente en Kingstown, venció en el Azulgrana 2:0 y 4:0 a Honduras y Costa Rica respectivamente, perdió en San José 2:0 frente a Costa Rica, goleó 11:0 a San Vicente siendo esta la mayor goleada en la historia del tri, y empató con Honduras 1:1 en Tegucigalpa, así clasificando con ello como líder al cuadrangular final.

En la misma se planteó la creación del Fútbol Profesional Colombiano y se aprobó como fecha de iniciación del campeonato el 15 de agosto. Luego de concluido el campeonato, en diciembre hubo una temporada de fútbol internacional en Bogotá, ropa de futbol con varios clubes que estaban de gira en Colombia. Además del entrenador el equipo ficha a nuevos refuerzos para la temporada.

El 14 de junio en el estadio La Bombonera de Toluca, se terminó el anhelo del cuadro local al perder 1-4 ante Italia, el equipo anfitrión empezó ganando con tanto de José Luis «La Calaca» González al minuto 13, pero al minuto 25 se produjo un autogol de Gustavo Peña y después Luigi Riva (por dos veces) y Gianni Rivera, sepultarían las esperanzas del cuadro mexicano. Se empató a un tanto contra la selección de Paraguay el 7 de junio, partido en el cual Hugo Sánchez, delantero del Real Madrid y único jugador que actuaba en el extranjero, falló un penal en el último minuto del juego.

El choque con la realidad fue contundente: Túnez ganó 3-1 en el primer partido celebrado el 2 de junio, después vino la debacle total al perder por goleada de 0-6 ante Alemania Occidental y finalmente Polonia ganó 3-1 en el último cotejo para consumar la peor actuación del «Tri» en un Mundial, pues había grandes expectativas. El denominado «Gigante de la Concacaf» comenzó con una debacle en 1973 al perder su clasificación al Copa del Mundo de Alemania 1974 en Haití, donde se desarrolló el hexagonal definitivo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.